• 20 MAY 18

    Absceso anorrectal

    Absceso anorrectal

     

    Un absceso anorrectal es una acumulación de pus en la zona del ano y el recto.

    Los abscesos rectales profundos pueden ser causados por trastornos intestinales, tales como la enfermedad de Crohn o la diverticulitis.

    Los siguientes factores aumentan el riesgo de un absceso anorrectal:

    • Fármacos quimioterapéuticos para tratar el cáncer
    • Diabetes
    • Enfermedad intestinal inflamatoria (enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa)
    • Uso de medicamentos corticosteroides
    • Sistema inmunitario debilitado (por ejemplo, a raíz de VIH/SIDA)

     

     

    El principal síntoma es un intenso dolor, que se va incrementando a lo largo del día y puede presentarse acompañado de fiebre y malestar.

    Esta afección se puede presentar en bebés y niños pequeños que aún utilizan pañales y que tienen antecedentes de fisuras anales.

    Si el absceso se rompe repentinamente el dolor puede disminuir de manera significativa.

    El problema rara vez desaparece por sí mismo. Los antibióticos solos generalmente no pueden tratar un absceso.

    El tratamiento implica cirugía para abrir y drenar el absceso.

    • La cirugía casi siempre es un procedimiento ambulatorio, lo que significa que usted puede regresar a su casa el mismo día. El cirujano abrirá el absceso y quitará el pus.
    • Si la acumulación de pus es profunda, es posible que necesite permanecer en el hospital hasta que el absceso se haya vaciado por completo.
    • Después de la cirugía, necesitará baños de asiento tibios (sentarse en una tina con agua tibia). Esto ayuda a aliviar el dolor, reducir la inflamación y hace que el absceso sea más fácil de drenar.

     

    Los abscesos drenados generalmente se dejan abiertos y no son necesarias suturas.

    El médico puede recetar analgésicos y antibióticos.

    Usted puede necesitar ablandadores de heces. Practique una buena higiene. Consuma una alimentación blanda o líquida hasta que el absceso haya sanado.

    Las personas con esta afección generalmente se recuperan con un tratamiento oportuno tipo de acceso es tratado de manera quirúrgica y debe ser atendido inmediatamente ya que puede llegar a destruir el musculo esfínter del ano. Acuda con su médico y por ningún motivo aplique pomadas o ungüentos esperando que mejore, ya que los daños pueden ser muy graves.Es posible que haya complicaciones cuando el tratamiento se demora.

    Posibles complicaciones

    • Fístula anal (una acumulación anormal entre el ano y otra estructura)
    • Infección que se extiende a la sangre (sepsis)
    • Dolor continuo
    • Reaparición de los problemas (recurrencia)
    • Cicatrices

     

    Absceso anal; Absceso rectal; Absceso perirrectal; Absceso perianal; Absceso de glándulas anales; Absceso del ano y el recto

     

     

    abceso-anorectal

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola