• 08 SEP 18

    Proctología, patologías de recto y ano. Dolor y sangrado anal.

    Hemorroides

    Las hemorroides, también conocidas con el nombre de “almorranas”, son vasos sanguíneos hinchados en el ano y recto que se congestionan por el aumento de presión, de manera similar a lo que ocurre con las venas varicosas en las piernas. Las hemorroides pueden ser internas y localizarse dentro del ano, o externas y localizarse por debajo de la piel que está alrededor del ano. Las hemorroides son la causa más frecuente de hemorragia rectal leve y por lo general no se asocian con dolor. El sangrado por causa de las hemorroides ocurre durante las evacuaciones intestinales o puede aparecer como manchas de sangre en el papel higiénico. La causa específica del sangrado de las hemorroides se desconoce; pero con frecuencia parece estar relacionada con estreñimiento, diarrea, estar parado o sentado durante períodos largos; obesidad, levantar objetos pesados y embarazo. Los síntomas hemorroidales pueden heredarse entre algunas familias. Las hemorroides también son más comunes a medida que envejecemos. Afortunadamente, esta condición tan común no evoluciona a cáncer.

    Fisuras anales

    Los desgarros que ocurren en la membrana del ano se conocen con el nombre de fisuras anales. Esta condición con mayor frecuencia es por causa del estreñimiento y de la eliminación de evacuaciones intestinales duras, a pesar de que también pueden ser por causa de diarrea o inflamación del ano. Además de ocasionar sangrado por el recto, las fisuras anales también pueden causar mucho dolor durante e inmediatamente después de las evacuaciones intestinales. La mayoría de las fisuras se tratan con éxito con remedios simples tales como suplementos con fibra, ablandadores de la materia fecal (si el estreñimiento es la causa) y baños de asiento con agua tibia. El médico también le puede recetar una crema para aliviar el malestar del área inflamada. Otras opciones para las fisuras que no requieren medicamento para sanar incluyen tratamiento para relajar los músculos alrededor del ano (esfínteres) o cirugía.

    Proctitis

    Proctitis es la inflamación de la membrana que reviste el recto. Puede ser causada por haber recibido terapia de radiación para tratar varios tipos de cáncer, medicamentos, por infecciones o por una forma circunscrita de enteropatía inflamatoria. La proctitis puede causarle la sensación de que usted no desocupó sus intestinos por completo después de una evacuación intestinal y puede producirle ganas frecuentes de defecar. Otros síntomas incluyen la eliminación de moco a través del recto, sangrado rectal y dolor en el área del ano y del recto. El tratamiento para la proctitis depende de la causa. Su médico le informará cuál tratamiento a seguir es apropiado para usted.

    Pólipos y cáncer de colon

    Los pólipos son crecimientos benignos dentro del tejido que reviste el intestino grueso. A pesar de que la mayoría no causa ningún síntoma, algunos pólipos que se localizan en la parte baja del colon pueden causar sangrado rectal leve. En general, es importante remover estos pólipos puesto que algunos pueden convertirse más adelante en cáncer de colonsi no se tratan.áncer de colon?

    El cáncer de colon es aquel que comienza en el intestino grueso. Puede afectar tanto a hombres y mujeres de todas las etnias y es la segunda causa más común de muertes por cáncer en los Estados Unidos. Afortunadamente, por lo general es un cáncer que progresa lentamente y que es curable si se hace un diagnóstico precoz. La mayoría de los cánceres de colon evolucionan a partir de pólipos en el colon con el paso de varios años. Por lo tanto, la remoción de pólipos en el colon disminuye el riesgo de cáncer de colon. El cáncer anal es más raro pero es curable con el diagnóstico precoz.

    Úlceras rectales

    El síndrome de úlcera rectal solitaria es una condición rara que puede afectar de igual modo a hombres y mujeres, y que se asocia con el estreñimiento y el esfuerzo prolongados para defecar durante la evacuación intestinal. En esta condición, un área del recto, típicamente a manera de úlcera solitaria, causa la eliminación de sangre y moco del recto. El tratamiento consiste en ingerir suplementos de fibra para aliviar el estreñimiento. En aquellas personas con síntomas severos puede ser necesaria una cirugía.

    Sangrado rectal leve

    El sangrado rectal leve tiene lugar cuando se refiere a la eliminación de unas pocas gotas de sangre de color rojo brillante (fresca) por el recto, las cuales pueden aparecer en la materia fecal, en el papel higiénico o en la taza del inodoro.

    Este folleto hace alusión al sangrado rectal leve que ocurre de vez en cuando. La eliminación continua a través del recto de cantidades mucho mayores de sangre, o la presencia de materia fecal cuya apariencia se torna de color negro, alquitranado o marrón, puede ser por causa de otras enfermedades que no serán tratadas aquí. Llame a su médico de inmediato si usted presenta estas condiciones de mayor gravedad.

    Puesto que existen varias causas posibles de sangrado rectal leve, es muy importante que su médico le haga una evaluación completa y un diagnóstico precoz. El sangrado rectal, ya sea leve o no, puede ser un síntoma de cáncer de colon; un tipo de cáncer que puede curarse si se hace una detección precoz.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola