• 24 MAY 16

    Sinus pilonidal

    1
    AM4 Clinic | Doctor Melero

    Quiste pilonidal

    (Fístula pilonidal; Absceso pilonidal)

    5

     

    Definición

    El Sinus pilonidal es un quiste localizado en el surco intergluteo en la zona sacra que se caracteriza por la presencia de un orificio del que salen uno o varios trayectos que pueden desembocar en otros orificios en los tejidos que rodean la zona, constituyendo lo que se conoce por fístula sacrocoxígea.

    Actualmente se considera que es una enfermedad de origen adquirido. Se inicia con la infección de un folículo piloso en la región sacra. La caída posterior del pelo da lugar a la aparición de un orificio por lo que pueden entrar otros por ocasionado por el movimiento de las nalgas. La introducción del pelo a los tejidos subcutáneos provoca la formación de abscesos.

     

    23

    Un quiste pilonidal es una anomalía debido a la acumulación de líquido. Se encuentra en la base de la columna vertebral o el área del cóccix.

    Los términos quiste, fístula y absceso se refieren a diferentes etapas del proceso de la enfermedad.

    • Quiste: no infectado
    • Absceso: ampolla con pus
    • Fístula: apertura entre un quiste (u otra estructura interna) y el exterior

     

    Cuando un quiste pilonidal se infecta, forma un absceso que, eventualmente, drena pus a través de una fístula. Los quistes pilonidales son inofensivos hasta que se infectan. En este momento, forman un absceso que causa dolor, mal olor y drenaje. Es más probable que esto ocurra en hombres caucásicos jóvenes con abundante vello en la zona.

    Esta afección no es grave pero como es una infección similar a un forúnculo, puede crecer de tamaño y causar malestares. Por lo tanto, se debe tratar.

     

    Quistes pilonidales

    Quiste pilonidal

     

    Causas

    Una afección pilonidal puede ser congénita o adquirida. Si es congénita, probablemente comience como una anomalía que existía cuando usted nació. Tiempo después, la anomalía permitió que se desarrolle una infección. Si es adquirida, puede ser el aumento de tamaño de una simple infección por un folículo piloso o el resultado de un cabello que penetra en la piel y causa una infección.

     

    Riesgos

    Los siguientes factores aumentan las probabilidades de desarrollar un absceso pilonidal:

    • Antecedentes personales o familiares de problemas similares (p. ej., acné, forúnculos, ántrax, foliculitis, queratina)
    • Grandes cantidades de cabello en la zona
    • Lesión en el cóccix
    • Montar a caballo, andar en bicicleta

     

    Síntomas

    Si experimenta estos síntomas, se debe a un absceso pilonidal que requiere que la atención del médico:

    • Inflamación dolorosa sobre el sacro (justo encima del cóccix)
    • Mal olor o pus que drena de esa área

    En la mayoría de los casos, la enfermedad debuta como un absceso (inflamación con pus) en la región sacra. Si no se trata sigue un curso cíclico con períodos silentes en los que el paciente tiene supuración ocasional y escasa, entre otras fases de absceso. Es más frecuente su aparición en la segunda-tercera década de la vida y en hombres.

     

    Diagnóstico

    El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Será derivado a un cirujano para obtener tratamiento. No se requieren pruebas de diagnóstico

    Tratamiento

    Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. La opción de tratamiento dependerá de la extensión de la afección y de su salud en general. Las opciones de tratamiento incluyen:

    No existe la posibilidad de curación espontánea ni tratamiento médico.

    El tratamiento es quirúrgico, siempre intentando que permita una rápida recuperación y sin recidivas.

    En su fase aguda, en caso de absceso, es recomendable el drenaje del material purulento, para en un segundo tiempo, proceder a la extirpación completa del quiste y los trayectos fistulosos.

    El tratamiento definitivo variará en función del tamaño del quiste y de los trayectos fistulosos, es decir del tejido a extirpar, se puede proceder a un cierre primario del defecto creado, o bien permitir un cierre por segunda intención, dejando la herida abierta.

    Estas intervenciones se realizan con anestesia local asociada a sedación (induciendo un ligero sueño).

     

    Los doctores Melero, García Ureña y López Monclús

    Los doctores Melero, García Ureña y López Monclús

    Tratamiento casero

    Al igual que con todas las infecciones restringidas debajo de la piel, los baños con agua caliente lo ayudarán a eliminar la infección. No curarán completamente la afección pero lo ayudarán.

    Incisión y drenaje

    Se corta el absceso, se drena el pus y se venda la herida con gasa estéril. Esto ayuda a que cicatrice desde el interior hacia afuera. Pero, por lo general, este tratamiento no cura el problema debido a que permanece el tejido anormal.

    Desbridamiento

    Para curar por completo la afección, se debe quitar todo el tejido afectado. Éste es un procedimiento quirúrgico más extenso que una simple incisión y un drenaje. La herida quirúrgica se puede cerrar con suturas o dejar abierta para que se cure desde el interior.

    Extracción del vello con láser

    Existen informes recientes que indican que la extracción del vello con láser en el área podría ser un tratamiento eficaz para los quistes pilonidales.

    Prevención

    A continuación se presentan algunas maneras para reducir la probabilidad de manifestar un absceso pilonidal:

    • Mantenga el área limpia y seca.
    • Evite estar sentado durante un período prolongado sobre superficies duras.
    • Retire el cabello del área.

     

    Resources:

    American Academy of Dermatology

    http://www.aad.org

    The American Board of Dermatology, Inc.

    http://www.abderm.org

    Canadian resources:

    Canadian Dermatology Association

    http://www.dermatology.ca

    References:

    Merck CMC Research. The Merck Manual. 17th ed. West Point, PA: Merck and Co; 1999.

    Pilonidal disease. Palo Alto Medical Foundation website. Available at: http://www.pamf.org/health/healthinfo/index.cfm?page=art…e&sgml_id=ug1160. Updated January 13, 2006. Accessed June 15, 2008.

    The pilonidal support alliance. Pilonidal Support Alliance website. Available at: http://www.pilonidal.org/. Updated May 24, 2008. Accessed June 15, 2008.

    Sadick NS, Yee-Levin J. Laser and light treatments for pilonidal cysts. Cutis. 2006;78:125-128.

     

    Doctor Melero AM4 Clinic

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola