• 11 JAN 17

    Estudios de perfil genético para el diagnóstico precoz en cáncer

     

    AM4 Clínica Doctor Melero

     

    Los últimos avances en el estudio y clasificación de los perfiles genéticos han permitido el desarrollo de nuevas técnicas diagnósticas que habilitan un conocimiento previo del riesgo de desarrollar tumores condicionados por la herencia genética que un paciente recibe de sus progenitores. En AM 4 Clinic, disponemos de estudios genéticos personalizados basados en las últimas investigaciones y las más novedosas técnicas, que posibilitan un diagnóstico temprano y un conocimiento exacto de las alteraciones genéticas que predisponen al desarrollo del Cáncer de Colon y de otros cánceres del tubo digestivo. No dude en ponerse en contacto con nosotros y el Doctor Melero le atenderá lo antes posible.

    De acuerdo con los últimos avances del U.S. National Cancer Institute sobre dichos procedimientos:

     

    pg

     

    GENETICA Y CANCER

    El cáncer se considera una enfermedad genética, es decir, está causado por ciertos cambios en los genes que controlan la forma como funcionan nuestras células, especialmente la forma como crecen y se reproducen. Estos cambios incluyen las alteraciones en el DNA, el cual compone nuestros genes.

    Los cambios genéticos que aumentan el riesgo de cáncer pueden ser heredados de nuestros padres si están presentes en las células germinales, que son las células reproductoras del cuerpo humano (óvulos y espermatozoides). Ese tipo de cambios, denominados cambios en la línea germinal, se encuentran en cada una de las células de la descendencia. Si los cromosomas afectados por la alteración son los del par 23 (X.Y) entonces diremos que la alteración esta ligada al sexo.

    Los cambios genéticos causantes de cáncer también pueden ser adquiridos, es decir, presentarse durante la vida de una persona, como resultado de errores localizados que ocurren al dividirse las células o por exposición a sustancias que dañan el ADN, como ciertas sustancias químicas en el humo de tabaco, o por exposición a la radiación, como la proveniente de los rayos ultravioleta del sol.

    Los cambios genéticos que ocurren después de la concepción se denominan cambios somáticos (o adquiridos). Pueden presentarse en cualquier momento de la vida de una persona. La cantidad de células del cuerpo que son portadoras de esos cambios depende de cuándo ocurrieron esos cambios.

    En general, las células cancerosas tienen más cambios genéticos que las células normales. Sin embargo, el cáncer de cada persona tiene una combinación única de alteraciones genéticas. Algunos de estos cambios pueden ser consecuencias del cáncer y no sus causas. Conforme sigue creciendo el cáncer, ocurrirán cambios adicionales. Aun dentro de cada tumor, las células cancerosas pueden tener cambios genéticos diferentes.

    1

     

    CANCER HEREDADO

    Las mutaciones genéticas heredadas tienen una función principal en casi 5 a 10 por ciento de todos los cánceres. Los investigadores han identificado una relación entre genes específicos y más de 50 síndromes hereditarios de cáncer, los cuales son enfermedades que pueden predisponer a las personas a padecer ciertos cánceres.

    Las pruebas genéticas pueden detectar si una persona dentro de una familia con signos de ese tipo de síndrome tiene una de esas mutaciones. Estas pruebas también pueden mostrar si los miembros de la familia, sin signos obvios de la enfermedad, han heredado la misma mutación que los miembros de la familia portadores de la mutación relacionada con el cáncer.

    Muchos expertos recomiendan que deben considerarse las pruebas genéticas como forma de detectar el riesgo de cáncer cuando una persona tiene antecedentes familiares o individuales que indican la presencia de una enfermedad heredada con riesgo de cáncer, siempre y cuando los resultados de la prueba puedan interpretarse de manera adecuada (o sea, que se pueda decir con claridad si un cambio genético especifico está presente o ausente), y cuando los resultados proporcionan información que guiará la atención médica futura de la persona.

    Los cánceres no causados por mutaciones genéticas heredadas a veces pueden dar la impresión de que “vienen de familia”. Por ejemplo, un ambiente compartido o el mismo estilo de vida, tal como el consumo de tabaco, puede hacer que cánceres similares se presenten en los miembros de una familia. Sin embargo, ciertos patrones familiares (como el tipo de cáncer, otras enfermedades no cancerosas observadas y la edad en la que se presenta el cáncer) pueden indicar la presencia de un síndrome hereditario de cáncer.

    Aunque una mutación que predispone al cáncer se encuentre presente en una familia, esto no significa necesariamente que todos los que hereden la mutación padecerán cáncer. Existen varios factores que influyen en las consecuencias que puede tener la mutación en una persona en particular, como el patrón hereditario del síndrome de cáncer.

     

    2

     

    PRUEBAS GENETICAS

    Las pruebas genéticas son indicadas por el médico especialista. La orientación genética puede ayudar a que las personas tomen en cuenta los riesgos, los beneficios y las limitaciones de las pruebas genéticas en su situación particular.

    Los resultados de las pruebas genéticas pueden ser positivos, negativos o inciertos. El médico especialista, en coordinación con el especialista de laboratorio en genética molecular pueden ayudar a una persona o a una familia a entender los resultados de sus pruebas. Estos profesionales también pueden explicar los hallazgos fortuitos de las pruebas, como un factor de riesgo genético de una enfermedad que no tiene relación con el motivo por el cual se hizo la prueba. También pueden clarificar las implicaciones de los resultados de las pruebas a otros miembros de la familia.

    Los resultados de las pruebas y la información que de ellas deriven, solo estará a disposición del paciente y del Dr. Melero con el secreto y discreción que obliga por ley la legislación española. No podrá ser utilizado, por tanto, por otros organismos ni personas.

     

    3

     

    Estudios DNA (“no solo si mis padres han tenido un cáncer”).

    Hasta hace poco tiempo, las pruebas genéticas para el cáncer se centraban en las personas con enfermedades heredadas. Al surgir tecnologías más eficaces y menos costosas para la secuenciación del DNA, se ha vuelto más común realizar la secuenciación del genoma completo o del DNA del tumor de una persona.

    Mediante un simple análisis de sangre, la secuenciación clínica del DNA puede ser útil para detectar varias mutaciones genéticas de una sola vez. Las pruebas están dirigidas al análisis de múltiples paneles genéticos para detectar muchas mutaciones genéticas o somáticas al mismo tiempo. Estos paneles pueden incluir diferentes genes y se pueden individualizar para tipos de tumores en particular. Los paneles genéticos a los que se dirige la prueba limitan los datos que deben analizarse e incluyen solo los genes conocidos, lo cual hace que la interpretación se haga de manera más sencilla que con métodos más amplios que evalúan el genoma completo (o el genoma del tumor) o partes significativas del mismo. Los análisis de múltiples paneles genéticos son cada vez más comunes en las pruebas genéticas de síndromes hereditarios de cáncer.

    La secuenciación tumoral puede identificar mutaciones somáticas que pueden ser la causa del crecimiento de determinados cánceres en particular. También nos permite identificar cuáles son las terapias que podrían servir más para combatir un tumor dado. Por ejemplo, los pacientes cuyos tumores de pulmón albergan ciertas mutaciones podrían beneficiarse de ciertos medicamentos dirigidos a esos cambios en particular.

    Las pruebas del ADN tumoral podrían revelar la presencia de una mutación que no se había detectado previamente en ese tipo de tumor. Pero si la mutación ocurre en otro tipo de tumor y ya se ha formulado una terapia dirigida a esa alteración, el tratamiento podría también ser eficaz para ese “nuevo” tipo de tumor.

    La secuenciación tumoral también puede identificar mutaciones en la línea germinal. De hecho, en algunos casos, las pruebas genéticas de tumores han mostrado que el cáncer de un paciente puede asociarse con un síndrome hereditario de cáncer que la familia no sabía que estaba presente.

    De la misma manera como ocurre con las pruebas de mutaciones específicas en los síndromes hereditarios de cáncer, la secuenciación clínica del ADN tiene consecuencias que los pacientes deben considerar. Por ejemplo, es posible que reciban información fortuita sobre la presencia de mutaciones en la línea germinal que puede causar otras enfermedades en ellos o en los miembros de su familia.

     

    4

     

    ¿Qué son las pruebas genéticas?. BIOPSIA LIQUIDA.

    Una prueba genética busca cambios hereditarios específicos (mutaciones) en los cromosomas, en los genes o en las proteínas de una persona. Las mutaciones genéticas pueden tener efectos dañinos, beneficiosos, neutrales (ningún efecto), o efectos inciertos para la salud. Las mutaciones que son dañinas pueden aumentar la posibilidad, o el riesgo, de una persona de presentar una enfermedad como el cáncer.

    El cáncer a veces puede parecer que “ocurre en familias” aun cuando no sea causado por una mutación heredada. Por ejemplo, un ambiente o estilos de vida compartidos, tal como el consumo de tabaco, puede hacer que cánceres parecidos se presenten en los miembros de una familia. Sin embargo, ciertos patrones —como los tipos de cáncer que se presentan, otros padecimientos no cancerosos que se observan y las edades a las que aparece ordinariamente el cáncer— pueden sugerir la presencia de un síndrome hereditario de cáncer.

    Se han identificado las mutaciones genéticas que causan muchos de los síndromes hereditarios de cáncer, y las pruebas genéticas pueden confirmar si un padecimiento es, en efecto, el resultado de un síndrome hereditario. Las pruebas genéticas se hacen también para determinar si los miembros de la familia que no tienen una enfermedad obvia han heredado la misma mutación que un miembro de la familia que se sabe es portador de una mutación asociada con el cáncer.

    Las mutaciones genéticas heredadas pueden aumentar el riesgo de una persona de presentar cáncer por mecanismos diversos, dependiendo de la función del gen. Las mutaciones en los genes que controlan el crecimiento celular y la reparación del ADN dañado tienen una probabilidad especial de estar asociadas con un riesgo mayor de cáncer.

    Es posible también efectuar pruebas genéticas en muestras de tumores, pero esta hoja informativa no trata de esas pruebas.

    Ciencia y tecnología al servicio de nuestros pacientes¿Padece siempre cáncer el individuo que hereda una mutación que predispone al cáncer?

    No. Aun cuando una mutación que predispone al cáncer esté presente en una familia, esto no significa necesariamente que todos los que hereden la mutación padecerán cáncer. Varios factores influyen en el efecto que tiene la mutación en una determinada persona.

    Un factor es el patrón de herencia del síndrome de cáncer. Para entender cómo pueden heredarse los síndromes de cáncer, puede ayudar si se piensa que cada persona tiene dos copias de casi todos los genes, pues una copia se hereda del padre y otra de la madre. La mayoría de las mutaciones relacionadas con los síndromes hereditarios de cáncer se heredan en uno de los dos patrones principales: autosómico dominante y autosómico recesivo.

    Con la herencia autosómica dominante, una sola copia alterada del gen es suficiente para aumentar la posibilidad de una persona de padecer cáncer. En este caso, el padre o la madre de quien se heredó la mutación puede también mostrar los efectos de la mutación génica. Se puede referir al padre o a la madre como portador.

    Con una herencia autosómica recesiva, una persona tiene un mayor riesgo de cáncer solo si hereda una copia mutante (alterada) del gen del padre y de la madre. Los padres, los cuales son portadores de una copia del gen alterado junto con una copia normal (no alterada), generalmente ellos mismos no tienen un riesgo mayor de cáncer.  No obstante, debido a que pueden transmitir el gen mutante a sus hijos, se les llama portadores.

    Una tercera forma de herencia de mutaciones que predisponen al cáncer es la herencia recesiva conectada a las X. Los hombres tienen un solo cromosoma X que heredan de sus madres; las mujeres tienen dos cromosomas X (uno del padre y el otro de la madre). La mujer que tiene una mutación recesiva que predispone al cáncer en uno de sus cromosomas X y una copia normal del gen en su otro cromosoma X es una portadora pero no tendrá un riesgo mayor de cáncer. Sus hijos hombres, sin embargo, tendrán solo la copia alterada del gen y, por lo tanto, tendrán un mayor riesgo de cáncer.

    Aun cuando la gente tenga una copia de una mutación dominante que predispone al cáncer, dos copias de una mutación recesiva, o, en los hombres, una copia de una mutación recesiva conectada a las X, ellos pueden no padecer cáncer. Algunas mutaciones son de “penetración incompleta”, lo que significa que solamente algunas personas presentarán los efectos de dichas mutaciones. Las mutaciones pueden también “variar en cuanto a su expresividad”, lo que significa que la gravedad de los síntomas puede variar de una persona a otra.

    ¿Qué pruebas genéticas hay disponibles para el riesgo de cáncer?Se han reseñado más de 50 síndromes hereditarios de cáncer. La mayoría de ellos son causados por mutaciones altamente penetrantes que se heredan en forma dominante. La lista a continuación incluye algunos de los síndromes hereditarios de cáncer más comunes para los que se dispone de pruebas genéticas; incluye también el gen o genes mutados en cada síndrome, así como los tipos de cáncer asociados con más frecuencia con estos síndromes.

    En el caso de la patología oncológica de la especialidad de digestivo, los más destacables son:

     

    • Síndrome de Lynch (cáncer colorrectal hereditario sin poliposis).
    • Genes: MSH2, MLH1, MSH6, PMS2, EPCAM
    • Tipos relacionados de cáncer: cáncer de colon y recto, de endometrio, ovarios, pelvis renal, páncreas, intestino delgado, hígado y vías biliares, de estómago.

     

    • Poliposis adenomatosa familiar
    • Gen: APC
    • Tipos relacionados de cáncer: cáncer colorrectal, pólipos múltiples no cancerosos de colon, y tumores tanto benignos (no cancerosos) como cancerosos de intestino delgado, de cerebro, estómago, hueso, de piel y de otros tejidos.

     

     

    ¿Quién deberá pensar en hacerse pruebas genéticas para el riesgo de cáncer?

    Muchos expertos recomiendan que se piense muy seriamente en las pruebas genéticas para el riesgo de cáncer cuando se cumplen los tres criterios siguientes:

    • La persona que se hace las pruebas genéticas tiene antecedentes personales o familiares que sugieren la presencia de una afección heredada de riesgo de cáncer cáncer
    • Los resultados de las pruebas pueden interpretarse adecuadamente (es decir, los resultados pueden indicar con claridad si hay un cambio genético específico presente o ausente)
    • Los resultados proporcionan información que ayudarán a guiar la atención médica de la persona en el futuro.

     

    Las características de los antecedentes médicos personales o familiares de una persona que, especialmente si están combinados, pueden sugerir un síndrome hereditario de cáncer son:

    • CANCER EN PERSONA JOVEN/INFANCIA.
    • VARIOS CANCERES EN LA MISMA PERSONA.
    • Cáncer que se ha formado en ambos órganos de un conjunto de órganos pares, como en ambos riñones o en las DOS MAMAS.
    • VARIOS PARIENTES CONSANGUINEOS que tienen el mismo tipo de cáncer (por ejemplo, la madre, la hija y las hermanas con CANCER DE MAMA)
    • Casos extraordinarios de un tipo específico de cáncer (por ejemplo, CANCER DE MAMA en un hombre)
    • La presencia de defectos congénitos, como ciertos tumores benignos (no cancerosos) de piel o anomalías óseas, que se sabe están asociadas con síndromes hereditarios de cáncer
    • Pertenecer a un grupo racial o étnico que se sabe tiene una posibilidad de padecer cierto síndrome hereditario de cáncer y de tener también una o varias características de las indicadas arriba

     

    A diferencia de muchas otras pruebas médicas, las pruebas genéticas pueden revelar información no solo acerca de la persona a la que se le hacen las pruebas sino también acerca de los familiares de la persona. La presencia de una mutación genética dañina en un miembro de la familia hace que sea más posible que otros parientes consanguíneos sean portadores también de la misma mutación. Las relaciones familiares pueden verse afectadas cuando uno de los miembros de la familia da a conocer resultados de una prueba genética que pueden tener implicaciones para otros miembros de la familia. Los parientes pueden tener opiniones muy diferentes acerca de la utilidad de saber si tienen o no una mutación genética relacionada con una enfermedad. Las discusiones de salud pueden complicarse cuando algunos parientes conocen su situación genética mientras que otros prefieren no saber los resultados de sus pruebas. Una conversación con profesionales genéticos puede ayudar a los familiares a entender mejor las complicadas opciones a las que pueden enfrentarse.

    BIOPSIA LIQUIDA, análisis de  sangre.

    Por lo general, las pruebas genéticas son ordenadas por el médico o por otro proveedor de atención médica. Aunque se pueden obtener algunas pruebas genéticas sin que las ordene un proveedor de atención médica, no se recomienda esta forma porque no da al paciente la valiosa oportunidad de discutir esta complicada decisión con un profesional médico especialista en el caso clínico concreto, nosotros en digestivo y cirugía y endoscopia aplicadas a pacientes de digestivo.

    Las pruebas se hacen en una muestra pequeña de  sangre, pero algunas veces tibien en: saliva, células del interior de la mejilla, células de piel o fluido amniótico (el fluido que rodea al feto en formación), biopsias de tejidos, etc.

    La muestra se envía luego a un laboratorio que se especializa en pruebas genéticas. El laboratorio envía los resultados de las pruebas al médico o al asesor genético que las solicitó. En algunos casos, el laboratorio puede enviar los resultados directamente al paciente. Por lo general, se llevan varias semanas o más tiempo en obtener los resultados. La orientación genética se recomienda tanto antes como después de las pruebas genéticas para asegurarse de que los pacientes tienen la información exacta de lo que significa una prueba genética en particular para su salud y su cuidado.

     

    ¿Qué significan los resultados de las pruebas genéticas?

    Las pruebas genéticas pueden tener varios resultados posibles: positivo, negativo, negativo verdadero, negativo carente de información, negativo falso, variante de significado desconocido o polimorfismo benigno. Estos resultados se describen abajo.

    Un “resultado positivo de la prueba” significa que el laboratorio encontró una alteración (o mutación) genética específica que está asociada con un síndrome hereditario de cáncer. Un resultado positivo puede:

    • Confirmar el diagnóstico de un síndrome hereditario de cáncer
    • Indicar un riesgo mayor de padecer cierto cáncer (o cánceres) en el futuro
    • Mostrar que alguien es portador de un cambio genético particular que no aumenta su propio riesgo de cáncer pero que puede aumentar el riesgo en sus hijos si ellos heredan también una copia alterada del otro de sus padres (es decir, si el hijo hereda dos copias del gen anómalo, una del padre y la otra de la madre)
    • Sugerir la necesidad de hacer más pruebas
    • Proveer información importante que pueda ayudar a otros miembros de la familia a tomar decisiones acerca de su propia atención médica.

     

    También, las personas que tienen un resultado positivo de la prueba que indica que hay un riesgo mayor de padecer cáncer en el futuro podrán dar los pasos para hacer que disminuya su riesgo de padecer cáncer o para detectar el cáncer más pronto, incluso:

    • Examinarse a una edad más joven o con más frecuencia en busca de signos de cáncer
    • Reducir su riesgo de cáncer mediante la administración de medicamentos o hacerse operar para extirpar el tejido ”peligroso”. (Estas soluciones para la reducción del riesgo son opciones solo para unos cuantos síndromes hereditarios de cáncer)
    • Cambiar la conducta personal (como dejar de fumar, hacer más ejercicio y comer una dieta saludable) para reducir el riesgo de algunos cánceres

     

    Un resultado positivo en una prueba genética durante el embarazo para el riesgo de cáncer puede influir en una decisión de continuar el embarazo o no.  Los resultados de pruebas previas a la implantación (efectuadas en embriones creados por fecundación in vitro) pueden guiar al doctor para que decida cual embrión (o embriones) implantar en el útero de la mujer.

    Finalmente, en pacientes que ya han sido diagnosticados con cáncer, un resultado positivo para una mutación asociada con ciertos síndromes hereditarios de cáncer puede influir en la forma como se trate el cáncer. Por ejemplo,  algunos trastornos hereditarios de cáncer interfieren con la capacidad del cuerpo para reparar el daño que ocurre al ADN celular. Si alguien con alguno de estos trastornos recibe una dosis regular de radiación o de quimioterapia para tratar su cáncer, es posible que experimente efectos secundarios graves del tratamiento que pongan su vida en peligro.  Tener en cuenta el trastorno genético antes de empezar el tratamiento permite a los doctores modificar el tratamiento y reducir la gravedad de los efectos secundarios.

    Un “resultado negativo de la prueba” significa que el laboratorio no encontró la alteración específica para la que está diseñada la prueba. Este resultado es más útil cuando se trata de una familia en la que ya se sabe que está presente la alteración genética específica que causa la enfermedad.  En tal caso, un resultado negativo puede mostrar que el miembro de la familia al que se hizo la prueba no ha heredado la mutación que está presente en su familia y que esta persona, por lo tanto, no tiene el síndrome hereditario de cáncer, no tiene un riesgo genético mayor de padecer cáncer, o no es un portador de una mutación que aumenta el riesgo de cáncer. Dicho resultado de prueba se llama un “negativo verdadero”. Un resultado negativo verdadero no significa que no hay riesgo de cáncer, sino más bien que el riesgo es probablemente el mismo que el riesgo de cáncer en la población general.

    Cuando una persona tiene marcados antecedentes familiares de cáncer pero no se ha encontrado que la familia tenga una conocida mutación asociada con un síndrome hereditario de cáncer, un resultado negativo de la prueba se clasifica como un “negativo carente de información” (es decir, no provee información útil). No es posible decir si alguien tiene una mutación genética dañina que no fue detectada por la prueba determinada que se usó (un “negativo falso“) o si la persona, en verdad, no tiene en ese gen alteraciones genéticas que predisponen al cáncer. Es también posible que una persona tenga una mutación en otro gen que no sea el que se probó.

    Si la prueba genética muestra un cambio que anteriormente no ha sido asociado con el cáncer en otras personas, el resultado de prueba de la persona puede ser interpretado como “variante de significado desconocido”, o VUS, en inglés. Este resultado puede interpretarse como “ambiguo” (incierto), lo cual quiere decir que la información no ayuda a tomar decisiones de atención médica.

    Si la prueba revela un cambio genético que es común en la población en general entre gente sin cáncer, el cambio se dice que es un polimorfismo. Todos tienen variaciones (polimorfismos) genéticas que ocurren comúnmente y que no están asociadas con algún riesgo mayor de enfermedad.

    ¿Quién puede ayudar a la gente para que entienda los resultados de sus pruebas?

    Su médico le ayudará a usted y a su familia a entender los resultados de sus pruebas. Dicha orientación puede incluir hablar de recomendaciones para el cuidado preventivo y exámenes selectivos de detección (Colonoscopia, Gastroscopia, ESCANER/TAC, RNM, …), EN LA ACTUALIDAD EXISTE CIRUGIAS PREVENTIVAS PARA EVITAR DESARROLLAR CANCER EN DIFERENTES PARTES DEL ORGANISMO: COLON, MAMA, TIROIDES.

     

    AM4 Clinic | Doctor MeleroEstamos a su disposición para atender sus consultas relacionadas con los estudios genéticos para la detección del síndrome hereditario de cáncer y para cualquier otra patología de la especialidad de digestivo, cirugía general y digestiva, endoscopia o cirugía laparoscópica.

    Somos especialistas en proctología, no dude en pedir cita si no encuentra solución a su problema de hemorroides, fístula anal, fisura anal, prolapso rectal, absceso anal…. le atenderemos lo antes posible.

    Gracias por su atención y su confianza.

    Doctor Melero AM4 Clinic